MIRADA BÍBLICA, MEDICA Y FINANCIERA DEL VIRUS DEL ÉBOLA Y SUS CONSECUENCIAS

La enfermedad por el virus de ébola (EVE), o simplemente ébola: Es la enfermedad que se desarrolla por la acción de este virus que ataca el sistema inmunológico del cuerpo y produce graves daños en el organismo. Es una enfermedad altamente contagiosa y mortal causada por cualquiera de los cinco tipos de cepas del virus del ébola, las cuales han sido identificadas como: Bundibugyo Ebolavirus (BBBV), Reston Ebolavirus (RESTV), Sudan Ebolavirus (SUDV), Tai Forest Ebolavirus (TAFV) y Zaire Ebolavirus (ZEBOV).

Se considera que los murciélagos frugívoros, en participar HIPSIGNATHUS MONSTROSUS, EPOMOPS FRANQUETI Y MYONYCTERIS TORQUATA, son posiblemente los huéspedes naturales del virus del Ébola en África. Por ello, el habitad geográfico de los ébolavirus puede coincidir inicialmente con la de dichos murciélagos.

Hasta diciembre del 2013 los brotes de ébola solo habían afectado a regiones concretas de África. Pero a partir de agosto del 2014 el virus se manifestó en África occidental, y se han producido contagios en otros continentes. Desde 1976 al 2013 la Organización Mundial de la Salud (OMS), reportó 1,716 casos y solo en el año 2014 van mas de 13,300 infectados desde el día que escribo este artículo. En la actualidad no existe ninguna vacuna definitiva; para esta enfermedad, aunque se están desarrollando diversas líneas de investigación. La OMS dice que si no se busca una solución rápida en poco tiempo se infectarán 10 mil personas por semana. No hay duda alguna, el ébola a puesto de rodilla al hombre, a quien Dios le ha dado el poderoso recurso del uso de la ciencia para superar la guerra contra las enfermedades.

El sabio Salomón dice: Los ojos de Jehová velan por la ciencia (Pr. 22:12), y es que el auxilio de Dios ha estado presente en tiempo de grandes desafíos de la humanidad contra las enfermedades, tales como la peste bubónica, peste negra, sarampión, fiebre amarilla, poliomielitis, gripe española, la malaria, el sais, VIH, hepatitis c, enfermedades cardiacas, los 52 tipos de cáncer y ahora el sombrío ébola, etc.

Por el testimonio de las sagradas Escrituras, todas estas pestilencias son señales poderosas de que vivimos días apocalípticos, pero la humanidad no será extinguida por enfermedades, el propósito de Dios tiene que cumplirse como ha sido revelado en la palabra de Dios (Ef. 3:11). Las enfermedades son una de las señales proclamadas por el hijo de Dios antes de su segunda venida (Mt. 24:7 y Lc. 21:11).

ORIGEN DEL VIRUS DEL ÉBOLA EN HUMANOS
El primer brote de ébola tuvo lugar el 26 de agosto de 1976 en Yambuku, una ciudad del Norte de Zaire (actualmente, República Democrática del Congo), el primer caso registrado fue el de Mabalo Lokela, un profesor de escuela de 44 años que volvía de un viaje por el norte antiguo de Zaire. Su alta fiebre fue diagnosticada como un caso de malaria, y en consecuencia se le administró “quinina”. Lokela, volvió al hospital cada día; una semana después sus síntomas incluían vómitos incontrolables, diarreas sangrientas, dolor de cabeza, mareos y dificultades respiratorias, mas tarde empezó a sangrar por la nariz, boca y ano, muriendo el 8 de septiembre de 1976, apenas 14 días después de manifestársele los primeros síntomas.
TRANSMISIÓN DEL VIRUS DE ÉBOLA
El virus del ébola se introdujo en la población humana a consecuencia de un contacto estrecho con la sangre, secreciones, órganos u otros líquidos corporales de animales infectados. Este virus solo se transmite vía contacto directo con fluidos del cuerpo infectado de mamíferos. En África se han comprobado casos de infección asociados a la manipulación de chimpancés, gorilas, murciélagos de la fruta, monos, antílopes de los bosques y puerco espines infectados que habían sido encontrados muertos o enfermos en la selva. Incluso luego de prácticas de embalsamiento, continúa el riesgo de contagio.

El virus se transmite por contacto directo con líquidos corporales y excreciones infectados como la sangre, la saliva, sudor, semen, flujo vaginal, sumado a los líquidos biológicos de estudios bioquímicos como el cefalorraquídeo, sinovial, pleural o el peritoneal, además de orína, heces, y vómitos, tanto de animales, como de humanos, ya sea vivos o fallecidos. Por contacto indirecto a través de fómites o reservorios animales: aquellos que presentan la infección en forma asintomática (sin síntomas), pero contagiosa. Las ceremonias de inhumación que se celebran en ciertas aldeas africanas debido a la idiosincrasia parecen estar relacionadas en el contagio, ya que los miembros del cortejo fúnebre entran en contacto directo con el cadáver.

EVALUACIÓN DE LA ANTROPOZOONÓSIS
La antropozoonósis: Que trata del contagio de animales a humanos, es estudiada en la epidemiologia de las enfermedades infecciosas humanas. En lo que respecta a esta patología se hizo un estudio científico en Gabón, en donde se habían registrado casos humanos del ébola, se investigó una muestra de perros silvestres que llegaron a comer animales salvajes posiblemente infectados con el virus, los cuales arrojaron un 32% positivo a anticuerpos específicos contra el virus del ébola. En el 2005, dichos estudios llevaron a la conclusión de que los animales domésticos pueden infectarse y excretar el virus del ébola en un periodo determinado para cada especie animal, convirtiéndose en una fuente de infección para los humanos. Por tal razón, es muy necesario evaluar el papel de los perros domésticos en la infección del ébola, para que no infecten a los humanos. Es la evaluación a la que llegó el Instituto de Investigación para el Desarrollo de Paris. Debemos acotar que las aldeas africanas afectadas en Sierra Leona, Liberia y Guinea Conakry tienen una sobrepoblación de perros, tanto domésticos como en estado salvaje.

BROTE DE ÉBOLA DESDE 1976-2013 Y 2014
El brote de ébola en el mundo inició en agosto 1976 en la República Democrática del Congo, antigua Zaire. Aunque otros estudiosos dicen que fue en el condado de Nzara y Maridi en Sudán (actual Sudán del sur), donde 285 se infectaron con el virus y 151 murieron. En 1979 hubo otro brote en Sudán con 34 infectados y 22 muertos, y un nuevo brote en 1994, luego se produjeron brotes posteriores en Gabón, 1995 en Zaire (actual RDC), 2000-2001 y 2012 en Uganda. En 2002- 2003, 2007 y 2012 en la República Democrática del Congo. Según la OMS los infectados ascendieron a 1,716 casos de los cuales centenares murieron.

En el año 2014, específicamente el 8 de agosto, la OMS decretó una situación de “emergencia publica internacional” por el mayor brote de ébola en la historia, hasta entonces, que afectó a Guinea Conakry y luego se expandió a Sierra Leona, Liberia y Nigeria. La OMS recomendó medidas para detener la transmisión en medio de una profunda preocupación mundial ante el riesgo de una pandemia internacional. De África, el virus fue llevado por contagiados a Europa y américa. (España y E.E.U.U.), así como a Alemania, Reino Unidos, Suiza, y Australia. Lo que ha motivado que naciones occidentales y de todo el mundo hayan implementado un programa preventivo contra el ébola.

SINTOMATOLOGIA DEL ÉBOLA Y TRATAMIENTO
La sintomatología del ébola en la fase inicial es parecida a un estado gripal caracterizado por fatiga, fiebre cefaleas, y dolor en las articulaciones, los músculos y el abdomen. También son comunes el vómito, la diarrea y la perdida de apetito. Otros síntomas menos frecuentes incluyen dolor de garganta, dolor en el pecho, hipo, dificultad para respirar y tragar. El periodo de incubación es de 8 a 10 días, pero puede variar entre 2 y 21 días. A veces hay manifestaciones cutáneas que pueden incluir una erupción maculopapular. Los primeros síntomas pueden ser similares a la malaria, el dengue, u otras fiebres tropicales, antes de que la enfermedad progrese a la siguiente fase.

La fase de sangrado suele comenzar de 5 a 7 días en un alto porcentaje se produce sangrado en las mucosas, hemorragias internas y subcutáneas que se manifiestan en forma de enrojecimiento de los ojos, tos, vómitos y excreciones con sangre.

En la piel se crean petequias, equimosis y hematomas, donde le ponen las inyecciones. En el análisis de la sangre se detectan leucocitosis neutrofelica, trombocitopenia y anemia. La muerte se produce en la segunda semana de enfermedad, cuando no hay tratamiento. Entonces se producen hemorragias y shock hipovolémico por la perdida de sangre.

En cuanto al tratamiento del ébola, solo E.E.U.U. han dado muestra de manejarse de forma efectiva con un tratamiento adecuado, que ha sido aplicado a los infectados que han entrado a su territorio desde Liberia, Sierra Leona y Guinea. A pesar de que no existe ninguna vacuna probada y autorizada por la organización mundial de la salud (OMS), hasta ahora, aunque hay varias investigaciones de países del 1er. Mundo, como es el caso de un laboratorio farmacológico de Iowa, E.E.U.U. que ha probado una vacuna en monos primates y que ha resultado ser efectiva en un 100%, y asegura que está trabajando para iniciar experimentos en humanos. También se esta probando una vacuna en Suiza, la cual se ha inyectado en personas voluntarias a manera de
experimento.

El tratamiento actual se fundamente en el balance de los fluidos y electrólitos para contrarrestar la deshidratación, la administración de anticoagulantes en la infección temprana para prevenir o controlar la coagulación intravascular en la infección tardía para controlar hemorragias, mantener los niveles de oxigeno, el manejo del dolor, y la administración de antibióticos para el tratamiento de infecciones secundarias.

ASPECTO ECONÓMICO DE PAÍSES AFECTADOS POR EL ÉBOLA
Los tres países de África occidental donde se produjo el brote de ébola desde agosto del año 2014 son: Guinea Conakry, Sierra Leona y Liberia, los cuales han pasado por sirven una situación crítica de absoluta urgencia sanitaria. Pero también en un aspecto poco comentado, el económico. Las líneas aéreas han dejado de viajar a estos países, produciendo una paralización en sus aeropuertos, ningún flujo de turistas, caída de los productos de exportación por tiempo indefinido, reducción de inversiones y negocios, hasta que la infección sea controlada.

A esto se le añade el presupuesto de gasto de salud publica de los gobiernos de estos países, que junto con la colaboración económica de países del primer y segundo mundo se estima en unos 32 mil millones, cuando esté controlado el virus.

Significa que el ébola a empobrecido aún más a estas naciones del occidente de África, con impacto inmediato a corto y mediano plazo.

IMPACTO SICOLOGICO DEL ÉBOLA
Según la Lic. Yudith González (terapeuta familiar), Tanto las epidemias como pandemias; son emergencias sanitarias que amenazan las vidas humanas; causando cantidades significativas de muertes. Producen una gama de alteraciones emocionales debido a la incapacidad o importancia que siente el ser humano por no contar con los recursos para combatirlas y mucho menos detenerla, trayendo como consecuencias: perturbación social; caracterizada por miedo, pánico, desesperanza, tensión y angustia. Depresiones, estrés agudo, incremento de conductas violentas. Utilización de mecanismos de compensación; llevando a las personas a expresar todo lo contrario a lo que sienten como una forma de autoengaño para evadir la realidad. Aumento de adiciones, pensamientos de muerte, sufrimiento prolongado; por los impedimentos de realización de las tareas de duelo, mayor incidencia de trastornos psiquiátricos. ¿Por qué el ser humano siente terror y pánico ante las pandemias y epidemias?

El ciclo de vida humano se ve alterado; el anhelo de ver crecer a la familia, de protegerla, así como la realización de metas. Aunque nos enseñan desde que iniciamos la vida escolar que somos seres vivos que: nacemos, crecemos, nos reproducimos y morimos; no internalizamos la última etapa y solo nos programamos para ser seres eternos en la tierra. Basando muchas de nuestras metas y propósitos en la vida. Solo en lo que se puede ver y manejar. Olvidándonos o auto engañándose; evitando hablar sobre el tema o simplemente no programándonos para esta realidad.

Además, que por las muertes masivas producidas se ven amenazados los que son los derechos de protección de los mas vulnerables como lo son: niños, mujeres y envejecientes. ¿Qué hacer para no crear pánico? Aceptar la realidad que se enfrenta. Informarse del virus por medio de fuentes seguras; ya que a mayor información más estrategias de protección podemos aplicar. Usar medidas de prevención. Reunirse con la familia y hablar sobre el tema y elaborar una lista de todo lo que tendrían que hacer como familia en caso de verse afectados por la epidemia o pandemia. Identificar los posibles soportes y recursos con que contaría en caso de que enfermase o falleciere algún miembro.

MIRADA BIBLICA-ESCATOLOGICA DEL VIRUS DEL ÉBOLA
Según la organización mundial de la salud, (OMS). La agencia de la salud humana de las naciones unidas, hay unas cuatro mil enfermedades en el mundo. Y se ha pronunciado diciendo: “Que el ébola ha generado la mayor emergencia sanitaria de la historia”. Sin duda alguna, el ébola a puesto a temblar gobiernos y naciones, con su secuela de infecciones y muertes en pocos días. La OMS ha dicho que si no se aplica una vacuna rápido en diciembre del 2014 se infectaran diez mil persona por semana. Cifra que da escalofríos, porque aumenta el temor, el miedo y el terror a contagiarse.
El hijo de Dios anunció en el pequeño apocalipsis de Mt. 24; Mc. 13 y Lc. 21 varias señales de su regreso a la tierra. Primero, para llamar a su iglesia desde las nubes (1Te. 4:16-17). Segundo, para venir siete años después a destruir a los ejércitos del anticristo en Armagedón y establecer el reino milenial (Ap. 19:11-21 y 20 1-10). Dentro de ese gran detalle que el señor profetizo para los últimos tiempos se encuentran las pestes o pestilencias (enfermedades), en las cuales sin duda alguna entra el ébola.

El dijo: “Y habrá pestes y hambres” ((Mt. 24:7), porque después de las enfermedades azota el hambre. Pero también el Dr. Lucas registra tales palabras proféticas. “Y habrá… en diferentes lugares, hambres y pestilencias” (Lc. 21:11).

El Señor Jesucristo es la voz profética de Dios Padre para este mundo y de su iglesia. Dice en Mt. 17:5 “Este es mi Hijo amado, en quien tengo complacencia; a él oid”. A Jesús debemos escuchar en un mundo de guerras, hambres, enfermedades, señales en los cielos, terremotos, etc.

Además, este alboroto mundial que ha producido el ébola en el pequeño apocalipsis de Mc. 13, “Habrá hambres y alborotos” (Mc. 13:8). Y en cuanto al terror, al contagio del virus, el Señor lo declaró como señal de su regreso “Y habrá terror” (Lc. 21: 11).

Significa que el virus del ébola en su multiplicación llevando dolor, terror y muerte, es evidencia fiel de que vivimos días proféticos, los días del regreso de Cristo por su iglesia. Si no eres salvo aún, recibe a Cristo como salvador personal, cambiará tu vida y te dará la esperanza viva de su regreso, que es el anhelo de la iglesia verdadera. Amén.

Pastor Luis A. Reyes
IGLESIA JESUCRISTO FUENTE DE AMOR, INC. (Central)
Carmen Mendoza de Cornielle #35
Ensanche Quisqueya, Sto. Dgo., Rep. Dom.
Tel. 809.620.1360/Cel. 809.848.3036
http://www.jesucristofuentedeamor.com
jfacentral@gmail.com

Posted on November 18, 2014, in Artículos. Bookmark the permalink. Leave a comment.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: