MOTIVOS DE ESPERANZA EN EL 2012

 

VALORANDO NUESTROS ACTIVOS EN EL NUEVO AÑO

Generalmente, cuando se avecina un nuevo año, nuestra costumbre es orar por lo que nos falta. Nos enfocamos en lo que no tenemos y pocas veces damos gracias a Dios por lo que tenemos, tales como: la vida, la salvación, familia, amigos, buenos vecinos, techo y provisión de pan en la mesa de nuestros hogares, etc.

 

La sociedad del siglo XXI evalúa positivo el progreso que comprende el logro de metas propuestas al inicio del año, hecho que es un ideal de todo ser humano que sueña en la vida. Pocos aprecian la conservación de lo ya alcanzado en años pasados, aquello que se ha ido construyendo progresivamente con tesón, empeño, paciencia y dedicación; proyectos de mediano y largo plazo, para los cuales hemos aceptado el desafío de trabajarlo por etapa. Muchos están transitando ese camino de esfuerzo diario. Pero bueno, lo logrado, poco o mucho con el favor de Dios, debe ser valorado, y decirnos a nosotros mismos que no tenemos las manos vacías, nuestro esfuerzo no ha sido en vano, Dios nos ha bendecido.

 

Es una buena visión hacer un inventario de lo que poseemos iniciando el año 2012, balance que nos ayudará a reafirmar la determinación de avanzar hacia nuestras metas con mas seguridad y confianza en Dios y motorizar la fe hacia el destino señalado por él en nuestro paso por este mundo, lo que nos dará frescura y una nueva perspectiva a nuestras vidas.

 

¿CUÁL ES EL INVENTARIO DE LO QUE POSEEMOS AL 1RO. DE ENERO 2012?

  1. Tenemos a Jesucristo como único salvador personal y lo que se desprende:

a)      Su presencia con nosotros en esta vida. (Mt. 28:20).

b)      Protección de ángeles. (Sal. 34:7).

c)      Prosperidad financiera. (Sal. 37:25).

d)     Provisión de salud. (Is. 53:4-5).

e)      Añadidura de días y años. (Prv. 9:11-12).

f)       Salud emocional. (Is. 61:1).

g)      Unidad familiar. (Ef. 6:1-4).

h)      El amor del padre. (1 Jn. 4:7-11).

i)        Una iglesia local y pastores que te aman. (1 Co. 1:1-3 y Heb. 13:17).

j)        Lo más importante: la vida eterna en la ciudad del Padre. (Jn. 14:1-2; Ap. 21:9, 22:5).

 

  1. Tenemos una correcta espiritualidad de fundamento escritural. (1 Co. 3:11 y 1 P. 4:11).
  2. Tenemos el verdadero conocimiento de Dios, (1 Jn. 17:3).
  3. Tenemos una comunión de intimidad con el Espíritu Santo. (Ro. 8:14-16).
  4. Más de 7,300 promesas en la palabra de Dios en que podemos confiar. (en toda la Biblia).
  5. Una familia que nos ama. “Los padres, esposas, hnos., hnas., hijos, etc.” (Col. 3:18-21).
  6. La solidaridad de amigos y conocidos. (Prv. 18:24).
  7. La madurez espiritual alcanzada con los años. (1 Co. 2:6).
  8. Cristianos con familias que tienen un techo propio. (Flp. 4:19).
  9. Cristianos con profesiones, otros avanzando en sus estudios. (Dn. 1:20).
  10. Con dones de Dios, capacidades, talentos y gracia de Dios. (1 Co. 12:1 y 31).
  11. Otros con llamados de Dios y ministerios. (Ef. 4:7-8).
  12. Vida espiritual, emocional y económica estable. (Flp. 4:11-12 y 18).
  13. Vinculación al trabajo de la obra de Dios en bendición. (1 Co. 4:1).
  14. Casa propia, vehículos, negocios, dinero en efectivo, visa norteamericana y facilidad de visa de Unión Europea. (Flp. 4:19).
  15. Dios nos ama, tenemos el destino eterno resuelto, paz en el corazón, el Espíritu Santo nos guía en todo lo que hacemos y nos ha dado sabiduría en la palabra. (1 Jn. 3:1, Jn. 17:3, Ro. 8:16).
  16. Tenemos la mayor esperanza que puede tener una persona en este mundo: la promesa de que Jesucristo volverá por nosotros. (1 Ts. 4:16-17).
  17. Admirados y respetados por nuestros amigos y visto con respeto por nuestros familiares. (2 Tm. 1:3-5).
  18. Seguimos soñando, con ilusiones, metas, expectativas futuras y planes que serán coronados por la fe en Dios. Se mantiene la esperanza. (Flp. 3:14, 1 Prv. 1:3).
  19. Vivimos para el Señor, nuestras vidas están en él, no hay ninguna nube oscura entre el Señor y nosotros. (Flp. 1:21).
  20. Llenos de paz y de regocijo. (Jn. 14:27 y Flp. 4:4).

 

Con todos estos créditos, el 2012 es nuestro, nos pertenece, es nuestro año, es el año de Dios en tu vida, es el año de la realización de tus sueños. Lo que tú has estado esperando Dios lo cumplirá, persíguelo, captúralo, cáele atrás, atrápalo y no lo sueltes. Recibe lo prometido.

 

El Señor te sostiene, no estás solo, él te lleva de la mano. Establece tus metas a corto, mediano y largo plazo, porque lo mayor ya lo tienes contigo, lo has recibido por gracia, también, conquistará lo menor, que es lo que falta. Lo mayor es el don de la vida eterna por Cristo Jesús, lo demás es lo menor. (Mt. 6:33).

 

MOTIVOS DE ESPERANZA EN EL 2012

La certeza de que tenemos una identidad en Cristo, sabemos para qué venimos a este mundo, quienes somos y hacia donde vamos. Estamos muy persuadidos a qué Dios le servimos y cual es la magnitud de sus promesas que nos han sido concedidas en virtud del nuevo pacto en Cristo Jesús.

 

En el 2012 seguiremos nuestro peregrinar en este mundo de la mano del Señor, y continuaremos bendiciendo y siendo bendecidos en todo. Como dice el proverbista “mas la senda de los justos es como la luz de la aurora, que va en aumento hasta que el día es perfecto”. (Prv. 4:18). Apartados del camino de los impíos, que es como la oscuridad; no saben en qué tropiezan. (Prv. 4:19). Nuestro descanso y seguridad es Cristo, que es la única verdad de nuestras familias. Podemos estar confiados porque él dijo: No te desampararé, ni te dejaré. (Heb. 13:5).

 

Su presencia en nuestras vidas es una presencia de paz y sosiego, de manera que podemos decir confiadamente: El Señor es mi ayudador; no temeré lo que me pueda hacer el hombre. (Heb. 13:6). De manera que la voz de Dios ha ordenado para nosotros en el nuevo año: seguridad, estabilidad, confianza, descanso, protección, provisión, aumento, senda de luz, sostén y fuerza. Los que sienten temor por situaciones adversas, aprópiese de lo que el Señor le dijo a Josué: Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque el Señor tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas. (Jos. 1:9).

 

Resta, pues, que miremos el nuevo año con optimismo, con la decisión férrea de seguir adelante con nuestras familias, sabiendo que tenemos pacto con el Dios de Israel, Dios serio, honesto, fiel y cumplidor de promesas. En 60 siglos de trato con el hombre, ha mantenido su testimonio como Dios noble y bueno. Ha cumplido lo que ha dicho a lo largo de la historia de la salvación, así cumplirá con nosotros por amor a sí mismo, por el amor que le tiene a Jesús, por el amor que le tiene a su pueblo y por las clausulas del nuevo pacto con las cuales está comprometido.

 

Los hombres y mujeres de fe en Jesucristo comenzamos el año 2012 con acumulación de bendiciones de años anteriores, y la garantía de su palabra entregada que no se pone vieja. Nunca caduca, ni coge carcoma, ni comején. Que Dios tan Dios tenemos, que Dios tan suficiente y responsable. En este nuevo año confía en tu Dios y cree a sus profetas.

 

Proclamamos como el salmista: Tu coronas el año con tus bienes, Y tus nubes destilan grosura. Destilan sobre los pastizales del desierto, Y los collados se ciñen de alegría. Se visten de manadas los llanos, Y los valles se cubren de grano; dan voces de júbilo, y aun cantan. (Sal. 65:11-13).

 

“Enséñanos de tal modo a contar nuestros días, que traigamos al corazón sabiduría. De mañana sácianos de tu misericordia, y cantaremos y nos alegraremos todos nuestros días”. (Sal. 90:12 y 14).

 

Concluimos con el apóstol de los gentiles; “Mas a Dios gracias, el cual nos lleva siempre en triunfo en Cristo Jesús. (2 Co. 2:14). En todas estas cosas somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó”. (Ro. 8:37). Resta pues, que valoremos los motivos de nuestra esperanza en este nuevo año, confiando plenamente en el Señor Jesucristo.

 

Gracia, misericordia y paz.

 

IGLESIA JESUCRISTO FUENTE DE AMOR

Pastor Luis Alberto Reyes

jfacentral@gmail.com

809.620.1360

 

Posted on July 1, 2013, in Artículos. Bookmark the permalink. Leave a comment.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: