JESÚS Y LA LLAVE DE LA CIENCIA

 

La llave en la Biblia es el instrumento para conseguir acceso (Jue. 3:25). En el Antiguo Testamento quien tenía las llaves poseía el poder de admitir o negar la entrada a la casa de Dios (1Cr. 9:22-27 e Is. 22:22). En el judaísmo tardío, esta imagen de la llave descansó en Dios y se extendió a sus santos ángeles como guardianes de las llaves del cielo y del Seol.

 

En tanto que, en el Nuevo Testamento, las llaves se usan sólo en sentido figurado, como símbolo de acceso (Lc. 11:52) y autoridad; en particular, la autoridad de Cristo sobre el destino final de las personas. El Cristo resucitado posee las llaves de David y controla el acceso a la Nueva Jerusalén (Ap. 3:7). Al vencer la muerte, él tiene las llaves de la muerte y del Hades (Ap. 1:18).

 

LLAVES  DEL NUEVO TESTAMENTO.

 

LAS LLAVES DEL REINO DE LOS CIELOS.

Las llaves es una referencia a la autoridad de atar (una llave) y desatar (otra llave). Dicha autoridad fue conferida a Pedro como líder de los 12 apóstoles, pero es para todos los apóstoles y la iglesia en cada generación. Es la autoridad y mayordomía delegada por Cristo (Mt. 16:19; Jn 20:21-23; y Ap. 1:18 y 3:7 y 8), para atar y desatar del pecado, de espíritus inmundos y proclamar el evangelio de salvación.

 

LA LLAVE DE LA CIENCIA.

Es el acceso al conocimiento de las Sagradas Escrituras. La autoridad sobre la explicación de la palabra de Dios, la cual habían manipulado los intérpretes de la ley para cerrarle el camino al cielo a los que querían entrar. (Lc. 11:52).

 

LA LLAVE DE LA MUERTE Y DEL HADES.

Es una expresión del Cristo coronado, de que él tiene la absoluta autoridad de los dominios de la vida, sobre la muerte y el inframundo; sobre satanás, los ángeles caídos que le siguen y toda fuerza del mal. (Ap. 1:18).

 

LA LLAVE DE DAVID.

El Señor es el Santo y Verdadero, el que tiene la llave de David, el que abre y ninguno cierra, y cierra y ninguno abre (Ap. 3:7). La llave de David comprende la autoridad del Cristo resucitado que desciende del linaje de David.

 

LA LLAVE DEL POZO DEL ABISMO.

El pozo del abismo es la reserva del mal en el inframundo, donde están encarcelados ángeles caídos de rango superiores. La llave de ese pozo es la autoridad recibida de Dios y ejercida por el 5to. ángel en el juicio de las 7 trompetas. (Ap. 9:1). El ángel de Ap. 20:1 también ejerce esa autoridad contra el mismo Satanás al arrojarlo al abismo y encerrarlo por mil años. (Ap. 20:2-3).

 

 

A PROPÓSITO DE LA LLAVE DE LA CIENCIA

Jesús reprendió a los interpretes de la Toráh cuando dijo: ¡Ay de vosotros, interpretes de la ley! porque habéis quitado la llave de la ciencia; vosotros mismos no entrasteis, y a los que entraban se lo impedisteis. (Lc. 11:52). La palabra ciencia proviene del griego gnosis que significa “conocimiento” en 1 Tim. 6:20 se usa de las enseñanzas de los gnósticos (literalmente conocedores). Pablo llama a los cristianos  a cuidarse de “la falsamente llamada ciencia”, en una referencia a los gnósticos, los cuales fueron considerados un grupo herético de la época. En cuanto al término de ciencia secular no se haya en el griego del Nuevo Testamento.

 

En la época del segundo templo, los rabinos supuestamente contribuían con el aumento del conocimiento del pueblo en la Toráh, los Salmos y los profetas. El hecho es que Jesús declara que, en lugar de aumentar el conocimiento espiritual, sus exposiciones detalladas eran incomprensibles o no tenían un significado claro en sus enseñanzas, lo cual era una acusación muy seria en esa época.

 

JESÚS ACUSÓ A LOS INTERPRETES DE LA LEY

1) De haber quitado la llave de la ciencia. Se adueñaron, arrebataron y monopolizaron el conocimiento espiritual usando de forma distorsionada la autoridad de la enseñanza.

 

2) Los intérpretes de la ley estaban llamados a enseñar, explicar, aclarar, y definir las Sagradas Escrituras, pero no lo hicieron.

 

3) Jesús dijo que ellos mismos no entraron, y a los que entraban se lo impidieron. ¿Sería qué sus enseñanzas eran confusas, tortuosas y de difícil comprensión?.

 

4) No solo rechazaron la verdad sino que levantaron grandes barreras con su legalismo radical y tradiciones humanas, frente a aquellos que estaban buscando entrar al Reino de los cielos con sinceridad. Muestra es de que no profesaban rectitud, ni la justicia del Reino.

 

JESÚS Y LA LLAVE DE LA CIENCIA

1) Jesús vino a vindicar la llave de la ciencia, tomándola para sí como el señalado del Padre para revelar los secretos de la sabiduría y el conocimiento del Reino. Ya que los intérpretes de la Toráh cerraron el camino de la salvación. el Hijo Eterno asumió la autoridad del conocimiento.

 

2) Jesús la usó en su ministerio público con gran autoridad dando acceso al Reino y poniendo fácil lo complicado con su enseñanza de ciencia y sabiduría, abriendo el camino de la salvación.

 

3) Como los intérpretes de las Sagradas Escrituras en Israel no cumplieron con el sagrado legado de usar la llave de la ciencia en beneficio de la congregación, salvación y espiritualidad del pueblo, el Señor coronado le dio la llave de la ciencia a los apóstoles para enseñar correctamente la palabra de Dios y aclarar el camino de la salvación a los oyentes.

 

4) Como Señor de la llave de la ciencia, la entregó a la iglesia en el día de Pentecostés, para desarrollar su ministerio de explicadora de las Sagradas Escrituras con la iluminación del Espíritu Santo, a fin de predicar el evangelio de la paz a los pecadores con la mayor claridad posible y a los cristianos una palabra de ciencia llena de belleza, frescura, provecho y edificación.

 

COMPROMISO DE LA IGLESIA CON LA LLAVE DE LA CIENCIA

La iglesia esta llamada a enseñar, aclarar, explicar, profundizar, equipar, entrenar, fundamentar, establecer y facilitar lo difícil. Es el compromiso y la responsabilidad de cada generación del pueblo de Dios. No podemos caer en el plano de los intérpretes de la ley que, por su legalismo extremo y  tradiciones humanas, bloquearon la entrada al Reino de los cielos a muchos. La iglesia no fracasará, es el instrumento del Espíritu Santo en este mundo, para explicar y aclarar el camino de la salvación a los pecadores y fluir en el crecimiento espiritual que demandan los nobles principios del Reino.

 

El Dios de Israel dijo a través del profeta Oseas:”mi pueblo fue destruido por que le faltó conocimiento”(Os. 4:6). Israel transgredió por falta de conocimiento, pero la iglesia no perecerá, porque ha sido levantada por Dios con la revelación y el conocimiento de la llave de la ciencia, por lo cual está marcada con un destino de triunfo y bendición en Cristo Jesús. 

 

El Señor dijo: “las palabras que yo os he hablado son espíritu y son vida”(Jn 6:63). Sólo la iglesia, con la autoridad de la llave de la ciencia, tiene los derechos reservados para tocar el espíritu de la palabra, bajo la influencia iluminadora y gratificante del Espíritu Santo. El llamado es: anunciar el evangelio de las insondables riquezas de Cristo y ministrar la multiforme sabiduría de Dios, que ahora es dada a conocer por medio de la iglesia a los principados y potestades en los lugares celestiales, conforme al propósito eterno que hizo en Cristo Jesús, nuestro Señor (Ef. 3:8 y 10-11).

 

Como pueblo de Dios, hemos sido llamados a mucho más de lo que pedimos o entendemos, según el poder que actúa en nosotros (Ef. 3:20). No nos conformemos con niveles de abc del evangelio; alejémonos de la simpleza, lo superfluo y las ideas humanas. Volvamos a las verdades originales del evangelio de Jesucristo y seremos bendecidos con todas las riquezas de pleno entendimiento y el Espíritu Santo iluminará nuestras conciencias, con el espíritu de revelación en el conocimiento de Jesucristo.

 

Hace XX siglos el Señor le entregó a la iglesia la llave de la ciencia. No nos quedemos en lo menos, cuando se nos ha entregado lo máximo. Estamos desafiados a vivir la vida cristiana como es, conforme a las Sagradas Escrituras, sin inventos humanos. Encaminémonos, pues, hacia nuestro destino profético guiados por la voz de Dios.

 

IGLESIA JESUCRISTO FUENTE DE AMOR

Pastor Luis Alberto Reyes

jfacentral@gmail.com

809.620.1360

Posted on July 1, 2013, in Artículos. Bookmark the permalink. Leave a comment.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: