JESÚS MURIÓ POR TI

 

 

En el conjunto de  leyes civiles, la ley de Moisés proclama: si alguien ha cometido algún crimen digno de muerte, y lo hacéis morir colgado en un madero, no dejareis que su cuerpo pase la noche sobre el madero; sin falta lo enterraras el mismo día, porque maldito por Dios es el colgado. Así no contaminamos la tierra que el Señor tu Dios, te da como heredad. (Dt. 21:22-23). El apóstol Pablo dice a los cristianos de Galacia: Cristo nos redimió de la maldición de la ley, haciéndose maldición por nosotros (pues esta escrito: “maldito todo el que es colgado en un madero”, para que en Cristo Jesús la bendición de Abraham alcanzara a los gentiles, a fin de que por la fe recibiéramos la promesa del Espíritu. (Ga. 3:13).

 

El Señor se hizo maldito, porque llevo las maldiciones de la ley que pesaban sobre la humanidad, la muerte, las enfermedades y la miseria, razón por la cual fue crucificado en una cruz. Ahora bien, la cruz no estaba:

 

  1. En una gran catedral entre dos velas encendidas.
  2. Ni en un museo de antigüedades religiosas.
  3. Tampoco fue levantada la cruz en un seminario teológico.
  4. Ni en un recinto bajo techo reservado para autoridades eclesiales.
  5. Pero tampoco estaba en una sala de adoración con ventanales de vitrales.
  6. Cristo no fue crucificado en medio de los santos, ni de ángeles.
  7. Pero tampoco fue crucificado en una vigilia de consagrados.

 

CRISTO FUE CRUCIFICADO

a)     La cruz fue levantada en un monte o colina de rocas vivas donde se amotinaba la gente para ver crucifixiones.

b)    Cristo fue crucificado en un lugar común nada especial al aire libre, bajo el sol, la lluvia, el viento y aves de rapiña sobrevolando.

c)     Jesús fue crucificado entre dos ladrones.

d)    La cruz fue levantada en un sitio de convergencia cultural, lo sabemos por el titulo que escribieron en el rotulo que fue puesto en la cruz “Jesús Nazareno, Rey de los Judíos” en Latín, Hebreo y Griego.

e)     Cristo fue crucificado donde los hipócritas gritaban: bájate de la cruz si eres el hijo de Dios.

f)     Fue crucificado donde los ladrones lo maldecían y lo injuriaban.

g)     La cruz fue levantada donde los soldados romanos practicaban juegos de azares con la túnica de Jesús.

h)    Cristo fue crucificado en medio de la envidia, la soberbia, el orgullo y la insensatez humana.

i)      La religiosidad humana crucifico a Jesús.

j)      Cristo fue crucificado en medio de los que vino a buscar,  por los que vino a morir.

k)    La cruz fue levantada entre gente injusta, inmisericorde y malvada.

 

 

 

 

 

 

VIOLACIÓN DEL DERECHO JUDÍO Y ROMANO EN EL JUICIO DE JESÚS.

 

1-    Violación del derecho judío. Arresto ilegal (Mt. 26:47 y 26:55). Manipulación de saduceos dueños del tesoro del templo (casta sacerdotal) que enviaron con soldados romanos, mucha gente con espadas y palos como se perseguían los ladrones en la época. (civiles sin autoridad legal).

 

2-    Juicio viciado, lleno de imprecisiones. Le hicieron un juicio sumario, de madrugada, apresurado, con testigos falsos, en la casa del sumo sacerdote Caifás, que no era un tribunal, sin pruebas reales de culpabilidad, sin permitirle que abogado lo defendiera (no tuvo el derecho de defenderse). Sin cargos específicos, no fue un proceso jurídico religioso legal, conforme al derecho civil de la ley de Moisés. Sino una barrabasada, una charlatanería de una elite religiosa llena de envidia y celo. (Mt. 26:57-60).

 

3-    Sus derechos fueron violados.

a)    A ser escupido en el rostro por gentuza sin escrúpulos. Unos le agradecieron a puñetazos y otro le abofetearon.

b)    Otros se burlaron de él. (Mt. 26:67-68).

c)     Condenado sin pruebas y sin oportunidad de defensa.

 

El derecho se fundamenta en evidencias de inocencia o culpabilidad, no en agresiones hacia el acusado, (que es inocente hasta que se demuestre su culpabilidad) aun en el sistema legal de las antiguas culturas.

 

VIOLACIÓN DERECHO JUDÍO

4-    Los religiosos de su pueblo trajeron 2 testigos falsos que lo acusaron de decir: que derribaba el templo y en 3 días lo edificaba (Mt. 26:61). Jesús lo dijo en el principio de su ministerio Jn 2:19, profetizando su muerte y resurrección no el tiempo de Jerusalén. Una distorsión llena de veneno y maldad.

 

5-    Lo que determino la condenación de Jesús en la reunión irregular del sanedrín en casa de Caifás, fue de identidad y no la violación de las leyes judías. (Mt. 26:63-66). Fue conjurado a decir si era el Hijo de Dios, y en la cultura judía no podía ser rehuida la pregunta, confeso positivo, “tu lo has dicho” y fue acusado de blasfemia y calificado de ser reo de muerte. Pero los judíos no tenían autoridad legal para condenar a muerte ni siquiera a sus propios ciudadanos, sino los romanos, por eso lo llevaron ante Poncio Pilato.

 

La élite religiosa del judaísmo de la época entregó a Jesús al gobernador romano de Judea, quien en el juicio violó los derechos de Jesús de Nazareh, faltando a la justa aplicación de la ley romana. Dando por sentado que Jesús se había proclamado Rey de los Judíos, y había enseñado que no se debía dar tributo a Cesar. Dos acusaciones políticas sustentadas por testigos falsos que tocaban los intereses del imperio romano. Jesús fue condenado por Pilato a morir en una cruz.

 

Los líderes religiosos le hicieron un juicio con cargo religioso y lo entregaron a los romanos con dos cargas políticos. En resumen, los juicios que el Sanedrín y Poncio Pilato le hicieron a Jesús fue viciado, injusto, abominable, irracional, morboso, subjetivo e ilegal. Jesús es el gran inocente de la historia.

 

El Señor fue entregado por el determinado consejo y anticipado conocimiento de Dios, prendido y muerto por manos de inicuos, quienes le crucificaron. (Hch. 2:23). Al cual Dios levantó, sueltos los dolores de la muerte, por cuanto era imposible que fuese retenido por ella. (Hch. 2:23-24). Cristo no murió crucificado por casualidad, sino obedeciendo al plan de Dios el Padre, quien lo envió a este mundo para morir por nuestros pecados. Venciendo los poderes de satanás, del pecado, de la muerte y de la condenación eterna al resucitar al tercer día en el cuerpo de gloria con belleza y hermosura.

 

Abre tu corazón y recibe a Cristo como salvador personal de tu vida y tendrás su presencia en este mundo y el don inigualable de la vida eterna. Acéptale hoy. Dios te bendiga!

 

IGLESIA JESUCRISTO FUENTE DE AMOR

Pastor Luis Alberto Reyes

jfacentral@gmail.com

809.620.1360

Posted on July 1, 2013, in Artículos. Bookmark the permalink. Leave a comment.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: