EVIDENCIAS INNEGABLES DE LA RESURRECCIÓN DE JESÚS

 

 

En la generación de Jesús la cultura judía tenia varios elementos en la esperanza mesiánica; el Mesías Rey, Levítico, Profeta y el maestro de justicia. Los apóstoles tenían la idea de Jesús como Mesías Rey que era la expectativa mesiánica que imperaba en Israel bajo el dominio Romano. Cuando Jesús fue arrestado los apóstoles huyeron  porque no aceptaban a un Jesús preso, azotado, escupido, maltratado y crucificado y hasta volvieron a sus quehaceres cotidianos considerando como fracasado el proyecto Jesús de Nazaret como Mesías. Por esta razón es que frente a la resurrección los apóstoles reaccionan escépticos y extrañados, lo que significa que no tuvieron nada que ver con la movilidad de la piedra de la tumba. Sencillamente no esperaban la resurrección, por eso reaccionaron con temor y sentido de fracaso dejando solo a Jesús a pesar de que el Señor había anunciado su muerte y resurrección (Mt. 17:22-23).

 

Los judíos comunicaron a los romanos que Jesús había dicho que moriría, pero resucitaría al tercer día, con el fin de que tomaran medidas radicales para que el cadáver de Jesús permaneciere en la tumba. Lo que significa que la resurrección es absolutamente sobrenatural, pero también de fuerte evidencia histórica. A.M. Ramsay dice: “La tumba vacía era demasiado notoria para poder negar la realidad, si no se hubiese establecido el hecho de la resurrección ante todos los interesados, no se hubiese sostenido ni una hora”.

 

La resurrección de Jesús fue sometida a una evaluación legal del testimonio de los apóstoles por el Dr. Greenleaf de la universidad de Harvard. Este observó que era imposible que los apóstoles mintieran en este hecho porque persistieron en proclamar el mensaje de la resurrección hasta morir por esa convicción. La resurrección es el hecho mayor comprobado de la historia, según las leyes de evidencia legal que se administra en los tribunales de EE.UU.

 

El investigador y conferencista norteamericano Johs Macdowell, aporta 8 pruebas innegables de la resurrección de Jesús, fundamentado en la evidencia interna de los evangelios y el libro de los Hechos de los apóstoles, así como en hechos históricos y arqueológicos de la época, los cuales detallamos a continuación:

 

1. Sello Romano Roto. El sello significaba el poder y la autoridad del imperio romano y fue puesto sobre la tumba de Jesús para evitar cualquier acto de vandalismo. Cuando la inteligencia investigaba el rompimiento del sello imperial, a tal hombre una vez apresado, lo crucificaban con la cabeza hacia abajo, así la gente temía romper el sello imperial. Los discípulos mostraron miedo y cobardía y se escondieron. Pedro salió y negó al Señor tres veces. Jamás se atrevieron a acercarse a la tumba para violar el sello romano.

 

2. La tumba vacía. tanto versiones judías como romanas aseguraban que la tumba estaba vacía y dijeron que los discípulos habían robado el cuerpo, pero una realidad en los hechos era La Tumba Vacía. (Mt. 27:62-66).

 

Los discípulos predicaron primero no en Atenas o Corinto sino en Jerusalén, y si los discípulos decían que Jesús había resucitado podían verificarlo en la tumba de José de Arimatea que estaba vacía. Si los discípulos robaron su cuerpo ¿Por qué la inteligencia romana no los investigó y apresó, por un delito que los incriminaban a la pena capital?, morir crucificado con la cabeza hacia abajo.

 

No hay indicio alguno de evidencia que haya sido descubierta en fuentes literarias, en la epigrafía o arqueología que desmienta el hecho de la tumba vacía. La tumba es un testimonio silente de la resurrección del Señor Jesucristo que nunca ha sido refutada hasta hoy.

 

3. La Gran Piedra Quitada. La gran piedra que cubría la entrada al sepulcro pesaba entre tonelada y media y dos toneladas y que 20 hombres no podían rodarla. De hecho, la piedra se hallaba en una posición muy arriba de la pendiente que cubría el espacio del sepulcro. El apóstol Juan usa el término griego airo (Jn 20) que significa: recoger algo o alguien y llevarlo lejos, apartado a distancia del sepulcro.

 

Si los discípulos aprovecharon el sueño de los guardias, ¿Por qué movieron la piedra hacia arriba, la parte mas complicada y no en el sentido de la pendiente del sepulcro? Además alguien dormido escucharía el ruido al moverse una piedra de dos toneladas.

 

4. La Guardia Romana. ausente de su puesto de servicio. La guardia romana huyó, dejaron su lugar de responsabilidad a pesar de la disciplina militar de los romanos que era muy rígida. Justino en su digesto núm. 49 menciona las ofensas que requerían la pena capital en el ejercicio romano. Entre las cuales se encontraba el quedarse dormido en horas de servicio y abandonar el puesto de centinela o guardia.

 

Si estaba claro cual de los soldados había fallado en su deber,  le quitaban los vestidos y luego lo quemaban vivo con un fuego iniciado con sus propios vestidos.

 

Queda claro que los soldados fueron a ver al sumo sacerdote en Jerusalén, abandonando la tumba, porque sabían que estaba vacía. Jesús no estaba allí, ¡Había resucitado! (Mt. 28:11-15).

 

5. Los Vestidos de la Tumba hablan claro. Después de visitar la tumba y ver que la piedra había sido apartada, las mujeres retrocedieron y fueron corriendo a decirlo a los discípulos. Entonces Pedro y Juan corrieron a la tumba, Juan llegó primero pero solo se agachó y miró dentro y vio algo que le sorprendió, mas Pedro entró a la tumba y vio los lienzos en la forma del cuerpo del Señor pero vacíos, y el sudario que había estado en su cabeza, enrollado separado de los lienzos. Entonces después Juan entró y vio de cerca (Jn 20:1-10).

 

Lo primero que quedó grabado en la mente de los discípulos, no fue la tumba vacía, sino los vestidos de la tumba, los lienzos y el sudario sin estar alterado en su forma y posición, sencillamente Jesús desapareció de allí, ¡Resucitó El Señor!.

 

6. Sus Apariciones Confirmadas. El Señor apareció a las mujeres, las Marías, (Mt. 28:9), A María Magdalena (Jn 20:11-17), A Cleofas y el otro hno. Camino a Emaus (Lc. 24:13-35), Al apóstol Pedro (Lc. 24:34), A los 10 apóstoles “Tomas estaba ausente” (Lc. 24:36-49), A los once apóstoles “Tomas estaba presente” (Jn 20:19-29), En Galilea (Mt. 28:16), Aparición junto a Tiberias (Jn 21:1-25), Aparición a mas de 500 Hnos. (1 Co. 15:6), Regreso a Jerusalén; aparición final y ascensión en Betania (Lc. 24:50-53), Apareció a Jacobo (1 Co. 15:7), Apareció a Saulo de Tarso (Hch 9 y 1 Co. 15).

 

7. LAS MUJERES LE VIERON PRIMERO. Otro rasgo que apoya la resurrección en la autenticidad de su relato, es que la 1ra. Aparición del Cristo resucitado no fue a los discípulos, sino a las mujeres. María Magdalena y a otras mujeres, esto debió ser causa de humillación para los apóstoles, especialmente los del circulo intimo.

 

Según los principios judíos de la evidencia legal, las mujeres no tenían derecho a dar testimonio ante un tribunal de justicia. El testimonio de una mujer no era digno de confianza por eso los apóstoles reaccionaron con incredulidad ante el anuncio de las mujeres.

 

Si los relatos de la resurrección hubieran sido fabricados, manipulados o arreglados, las mujeres nunca habrían sido incluidas en la historia, por lo menos, no como las primeras testigos. Sin embargo, son incluidas como testigos de 1ra. línea en el testimonio de los evangelios sinópticos o parecidos porque la historia de la resurrección fue original y autentica.

 

8. APARICIÓN A SAULO DE TARSO, CAMINO A DAMASCO. Otro evento que asevera la resurrección fue la aparición del Cristo resucitado a Saulo de Tarso, en el camino que conducía de Israel a Siria (específicamente a Damasco, su capital); hacia donde se dirigía Saulo con carta de los principales lideres religiosos de Jerusalén con el fin de perseguir a los cristianos y traerlos presos a Jerusalén. (Hch. 9, 22 y 26).

 

Es fácil que un discípulo de Cristo testifique de su resurrección “lo hace con alegría y gozo al probar esta verdad”, pero que lo haga un perseguidor como Saulo de Tarso, un rabino fariseo de fariseo (Fil.3:5).

 

Algo grande pasó en el camino a Damasco cuando el Señor de la resurrección apareció a Saulo, a quien llamó por su nombre, y le impactó de tal manera que cambió su vida para siempre, convirtiéndose en el apóstol Pablo, el discípulo de Cristo que mas estatura espiritual ha alcanzado en toda la historia del cristianismo.

 

Saulo, cambió de mal para bien y escribió 14 de los 27 libros de Nuevo Testamento. Por predicar y vivir creyendo que Jesús resucitó, fue decapitado en el año 68 bajo el emperador Nerón Cesar. ¡aun los enemigos de Jesús vivieron y proclamaron su resurrección, y por creerla fueron sacrificados! Evidencia absoluta de la resurrección del Señor Jesús.

 

 

JESÚS VIVE

El hecho dramático de la resurrección de Jesús cambió el curso de la historia. Dos mil años mas tarde el hombre no ha vuelto a ser el mismo, la muerte fue vencida. ¿Dónde esta muerte tu aguijón? ¿Dónde oh sepulcro, tu victoria? (1 Co. 15:55).

 

El apóstol Pablo reitera. porque primeramente os he enseñado, lo que así mismo recibí: que Cristo murió por nuestros pecados, conforme a las Escrituras; y que fue sepultado, y que resucitó al tercer día, conforme a las Escritura. (1 Co. 15:3-4).

 

Y si Cristo no resucitó, vana es entonces nuestra predicación, vana es también nuestra fe. (1 Co. 15:14). Y si Cristo no resucitó, vuestra fe es vana; aún estáis en vuestros pecados…  Mas ahora Cristo ha resucitado de los muertos, primicia de los que durmieron es hecho (1 Co. 15:17 y 20).

 

La resurrección del Señor desafía a los que no han hecho su pacto de fe, a creer en su corazón, que Él Vive, y confesar con la boca, su señorío, su sangre purísima te limpia de todo pecado. Confíale a Jesús tu vida presente y tu destino eterno, no te fallará. Y a la iglesia de Cristo, le aconsejo que sigamos obedeciendo la voz de Dios, siendo fieles al Señor de la Resurrección. Porque Jesucristo Vive y Viene Pronto!

 

IGLESIA JESUCRISTO FUENTE DE AMOR

Pastor Luis Alberto Reyes

jfacentral@gmail.com

809.620.1360

 

 

 

 

 

 

Posted on July 1, 2013, in Artículos. Bookmark the permalink. Leave a comment.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: