PERFIL ESCATOLÓGICO DEL TERREMOTO DE JAPON

PARTICULARIDADES DE JAPÓN.

Japón, conocido como “la tierra del sol”, ocupa un archipiélago en el Océano Pacifico, constituido por 1,042 islas dispuestas en un arco de mas de 4,000 KM. de largo y orientado de noreste a sureste. Las mas grandes son Hokkaido, Honshu, Shikoku y Kyushu. El archipiélago de Ryukyu esta integrado por 72 islas, de las cuales la mas importante es Okinawa. Un sistema de montañas cruza el país de norte a sur. Entre sus cumbres hay mas de 200 volcanes, 40 de los cuales están activos, siendo el Fujiyama el mas elevado con 3,776 metros.

 

Japón tiene 128 millones de habitantes y sus ciudades mas importantes son: Tokio, su capital, Osaka, Nagoya, Sapporo, Kobe, Fukuoka, Hiroshima, Sendai, Nigata, Kumamoto, Nagano, Ishikawa, Akita, Naha, Matsue y Fukushima. Su composición étnica es japonesa en un 99% y sus religiones principales son: el Sintoísmo, confesión de fe autóctona y el Budismo, confesión de fe del siglo VI A.C. procedente de la India. Ambas son profesadas por el 84% de la población. Japón es actualmente la 3ra. economía del planeta con un PIB per cápita de 34,600 dólares en el 2009, y su moneda es el Yen, con un valor de cambio de 94.64 Yenes por un dólar. Es una de las 7 naciones mas ricas del planeta, con dominio en los campos de la electrónica, robótica, informática, fabricación de automóviles y la banca.

 

El desarrollo de Japón esta contemplado en la Biblia, en Gen. 9:27 donde dice Noé en palabras proféticas “engrandezca Dios a Jafet”. Los pueblos asiáticos descienden de Jafet, incluyendo a Japón.

 

GENERALIDADES DE MOVIMIENTOS TELURICOS.

Las placas de la corteza terrestre están sometidas a continuas tensiones en la zona de roce, la tensión es muy alta, y a veces supera a la fuerza de sujeción entre las placas; entonces, las placas se mueven violentamente, provocando ondulaciones y liberando una enorme cantidad de energía. Este proceso se llama movimiento sísmico o terremoto. La intensidad o magnitud de un sismo, en la escala de Richter, representa la energía liberada y se mide en forma logarítmica, del uno al nueve. La ciencia que estudia los sismos es la sismología y los científicos que la practican, sismólogos. La estadística sobre los sismos a través de la historia es mas bien pobre. se tiene información de desastres desde hace mas de tres mil años, pero además de ser incompleta, los instrumentos de precisión para registrar sismos datan de principios del siglo XX. Primero se usó la escala KSN y luego la escala Richter a partir 1935. Un terremoto de gran magnitud puede afectar la superficie terrestre con mayor intensidad si el epicentro u origen del mismo se encuentra a menor profundidad. La destrucción de ciudades no depende únicamente de la magnitud del fenómeno, sino también de la distancia a que se encuentre del mismo, de la constitución geológica del subsuelo y de otros factores, entre los cuales hay que destacar las técnicas de construcción empleadas.

 

Los intentos de predecir cuando y donde se producirán los terremotos han tenido cierto éxito en los últimos años. En la actualidad, China, Japón, Rusia y Estados Unidos son los países que apoyan mas estas investigaciones. En 1975, sismólogos chinos predijeron el sismo de magnitud 7,3 de Haicheng, y lograron evacuar a 90,000 residentes solo dos días antes de que destruyera el 90% de los edificios de la ciudad. Una de las pistas que llevaron a esta predicción fue una serie de temblores de baja intensidad, llamados sacudidas precursoras, que empezaron a notarse cinco años antes. Otras pistas potenciales son la inclinación o el pandeo de la superficie de la tierra, los cambios en el campo magnético terrestre, los niveles de agua de los pozos así como el comportamiento de los animales. También hay un nuevo método en estudio basado en la medida del cambio de las tensiones sobre la corteza terrestre. basándose en estos métodos, es posible pronosticar muchos terremotos, aunque estas predicciones no sean siempre acertadas.

 

Los Terremotos de Mayor Magnitud de la Historia.

Aunque todos los días se registran terremotos en el mundo, la inmensa mayoría son de poca magnitud; sin embargo, se suelen producir dos o tres terremotos de gran magnitud cada año, con consecuencias fatales. El terremoto de mayor magnitud de la historia se produjo el 22 de mayo de 1960 en la ciudad de Valdivia de Chile, 9.5 grados en la escala de Richter. A consecuencia del terremoto, se generaron varias olas gigantescas o tsunamis que borraron del mapa a ciudades enteras de la costa chilena y causaron 5,700 victimas, y a cientos de kilómetros de distancia: 138 muertos en Japón, 61 en Hawai y 32 en Filipinas.

 

El terremoto de 8.8 grados en la escala de Richter, del 27 de Febrero del 2010, y su historia de temblores, evidencia que Chile es uno de los países con mas ocurrencia de temblores cada año,  debido a que gran parte de su territorio esta expuesto al constante choque de las placas tectónicas de Nazca y de Suramérica. Este terremoto produjo un desplazamiento de 8 CM. del eje imaginario de la tierra, y un retraso del día en 1.26 millonésimas de segundos. Otros terremotos de gran magnitud se produjeron, en Alaska 9.4 grados en la escala Richter en 1964,  Japón 8.9 en 1933, Colombia 8.9 en 1906, India y Tíbet 8.7 en 1897, Chile 8.6 en 1906, Alaska 8.6 en 1899, China 8.5 en 1920, Nepal 8.4 en 1934, Japón 8.4 en 1946, China 8.3 en 1927, Sumatra 9.0 en 2004, Indonesia 8.9 en 2004, en el 2010: Haití 7.0, Chile 8.8, México 7.2, Indonesia 7.8. y en 2011 9.0 en Japón.

 

En los movimientos telúricos del ultimo siglo centenares de miles han perdido la vida y las pérdidas materiales han sido cuantiosas; expresión de esto es el terremoto del 12 de Enero en Haití, donde 300,000 personas perdieron la vida y la reconstrucción de Puerto Príncipe amerita de 30 mil millones de dólares.

 

TERREMOTOS Y TSUNAMIS EN JAPÓN.

El terremoto de 9 grados  en la escala Richter, con epicentro a 130 KM. al este de la ciudad de Sendai, en el Mar Pacifico, ha dejado un panorama de muerte y destrucción en Japón, efectos que se ha dimensionado con el tsunami causado por dicho terremoto que penetró 9 KM. en tierra firme. Según informes oficiales, 4,000 perdieron la vida y 3,118 están desaparecidos, aunque algunas fuentes oficiales hablan de 10,000 muertos y desaparecidos, 350 mil están damnificados y millones de casas no tienen electricidad, importante paralización de medios de transporte, racionalización en el expendio de combustibles de 20 litros por vehículo. Se reporta la escasez de productos de primera necesidad, agotados en los supermercados. Una economía que ya estaba débil ha sufrido los efectos inmisericordes del terremoto y el tsunami. Según cálculos preliminares, Japón necesita invertir de 70 a 100 mil millones de Euros en la reconstrucción. Notable es la perdida volátil en la bolsa de valores de Tokio, una de las mas activas del planeta. La Toyota, la mas grande compañía fabricante de automóviles del mundo, paró su producción, también lo hizo la Mazda entre otras. Por otro lado el banco de Japón produjo una inyección de 244 mil millones de dólares a la economía nipona a fin de evitar la profundización de la crisis económica por consecuencia de la catástrofe.

 

A esto se le agrega el accidente nuclear en la planta de Fukushima, al norte de Japón, la cual fue afectada seriamente en el sistema eléctrico por el terremoto y el tsunami, en 4 reactores, derivando en problemas en el sistema de refrigeración, lo que motivó un sobrecalentamiento en el uranio enriquecido 235 de dichos reactores. Se han producido varias explosiones no atómicas, conocidas como fusión, que han desprendido nube de desecho radioactivo, por lo cual las autoridades niponas han evacuado los residentes de la zona o en un perímetro de 20 KM. Los niveles de radioactividad en la zona llegaron a marcar 8.217 micro sievert por hora, ocho veces el limite permitido. En Japón reina gran tensión por este accidente en la planta nuclear de Fushima, y las naciones de la tierra siguen la ocurrencia con atención, especialmente las naciones que tienen plantas nucleares.

 

Terremotos en la vida Bíblica

El Antiguo Testamento menciona un fuerte terremoto en los días de Usías, rey de Judá, que reinó a mediados del siglo 8vo. A.C. Los profetas Amos y Zacarías lo citan: Las palabras de Amos, que fue uno de los pastores de Tecoa, que profetizó acerca de Israel en días de Usías rey de Judá y en días de Jeroboam hijo de Joás, rey de Israel, dos años antes del terremoto. (Amós 1:1).  En tanto, que Zacarías dice: huiréis de la manera que huisteis por causa del terremoto en los días de Usías, rey de Judá; y vendrá Jehová mi Dios, y con el todos los santos (Zac. 14:56). El profeta Isaías declara: Temblará la tierra como un ebrio, y será removida como una choza y se agravará sobre ella su pecado, y caerá, y nunca más se levantará (Isaías 24:20).

 

La pluma apocalíptica del Apóstol Juan profetiza el terremoto mas grande de la historia de la humanidad: el séptimo ángel derramó su copa por el aire; y salió una gran voz del templo del cielo, del trono , diciendo: hecho está. Entonces hubo relámpagos y voces y truenos, y un gran temblor de tierra, un terremoto tan grande, cual no lo hubo jamás desde que los hombres han estado sobre la tierra. (Apoc. 16:17-18).

 

JESÚS Y LA PROFECÍA  SOBRE TERREMOTOS.

En el pequeño Apocalipsis de Mat. 24, Mc. 13 y Lc. 21, el Señor alude a señales religiosas, políticas, sociales y cósmicas, que tendrían un cumplimiento cercano antes de la destrucción del templo de Jerusalén y un cumplimiento lejano antes del arrebatamiento de la iglesia y de su segunda venida en gloria para instaurar el Reino Milenial.

 

Entre las señales cósmicas se encuentran los terremotos, de los cuales Jesús profetizó:

Y habrá… terremotos en diferentes lugares (Mat. 24:7).

Y habrá terremotos en muchos lugares (Mc. 13:8).

Y habrá grandes terremotos (Lucas 21:11).

 

En los últimos meses se han producido fuertes terremotos, en Haití, Japón, Chile, Argentina, Turquía, Hawai, Baja California e Indonesia, y de baja intensidad en: Costa Rica, Guatemala, El Salvador, Cuba, Venezuela, República Dominicana, Puerto Rico, Ecuador, Perú, Afganistán, y Pakistán.

 

Todos los eventos sucedidos en la historia reciente de la humanidad en torno a los terremotos, proclama lo que Jesús profetizó en el pequeño Apocalipsis, confirmando que vivimos en días finales y proféticos, que deben motivar al pueblo a despertar y abrir el corazón al señorío de Jesucristo, a fin de estar preparados el día de su venida. El Señor dice: ‘he aquí yo vengo, y mi galardón conmigo, para recompensar a cada uno según sea su obra’. (Apoc. 22:12), y advierte: ‘el que da testimonio de estas cosas dice: Ciertamente vengo en breve. Amén; sí, ven, Señor Jesús”. (Apoc. 22:20). MARANATHA, EL SEÑOR VIENE.

 

Pastor Luis Reyes

Iglesia Jesucristo Fuente de Amor, Inc.

http://www.jesucristofuentedeamor.com

Posted on May 19, 2013, in Artículos and tagged , , , , . Bookmark the permalink. Leave a comment.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: