CRISIS ALIMENTARÍA Y SU REPERCUSIÓN PROFÉTICA EN EL MUNDO DE HOY.

En los últimos tiempos se ha ido incubando en el mundo la crisis capital para la humanidad, la falta y encarecimiento de la comida, que es el primer derecho del hombre, como lo consigna la Biblia “y mandó Jehová Dios al hombre, diciendo: de todo árbol del huerto podrás comer” (Gen. 1:16). Sin embargo, a los pobres del mundo se le esta negando ese derecho divino. Triste realidad verificada en la crisis alimentaría que ya inició en todo el mundo y que según los expertos en materia agrícola y económica se extenderá hasta el año 2015.

 

La crisis alimentaría obedece a cuatro razones fundamentales: 1ra. El rápido y constante crecimiento demográfico en muchas zonas del mundo en desarrollo, tales como África, Medio Oriente y América Latina. 2da. La disminución de la productividad agrícola en términos de productividad per-capita. 3ra. La crisis económica mundial, 4ta. Los altos precios del petróleo y sus derivados.

 

Cada año nacen 130 millones de personas en el mundo y se espera que la población mundial aumente de 6,605 millones actualmente a 10,000 millones en el 2025. Lo que significa que el crecimiento demográfico seguirá su avance vertiginoso complicando aun mas la alimentación de tantas personas.

 

Estudios recientes han demostrado que tomando medidas austeras en todo el planeta es posible duplicar la producción de alimentos en 50 años pero no resolveríamos la pobreza nutricional. En tan solo el inicio de la crisis alimenticia se necesitarían 750 mil millones de dólares para enfrentar momentáneamente la critica situación que viven los pobres de los países del tercer mundo, de los cuales 100 millones han caído en la pobreza extrema y no por escasez de alimentos necesariamente sino por falta de dinero para comprar alimentos caros.

 

El crecimiento demográfico se concentra en el mundo en desarrollo, donde tiene lugar mas del 90% de todos los nacimientos y es donde se sufre mas el hambre, la marginación y el desamparo.

 

Una manera de medir el nivel de acceso a los alimentos de una  región constituye el ingreso energético por persona (IEP). La región con mayor IEP es América del Norte con 3740 calorías / persona / día, mientras en la china es de 2,800 calorías, en la India de 2650 calorías y en la zona sur del Sahara en África es de 2,099 calorías / persona / día. En África es 44% menos calorías que en América del Norte, 25% menos calorías que en la China y 21% menos calorías que en la India.

 

Es una ironía que pese al alto ingreso energético por persona, Estados Unidos registra un 13% de desnutrición. La realidad es que la gente de los países desarrollados: Estados Unidos, Canadá, Francia, Inglaterra, Alemania, Italia y Japón, se comen el 60% de la mejor producción alimenticia del planeta y el 40% restantes de lo selecto lo consume el resto de la humanidad. Mas los alimentos de peor calidad alimenticia (distribuidos en mas de 190 países y territorios del 2do. Y 3er. Mundo).

 

 

 

Jesús dijo: porque a los pobres siempre los tendréis con vosotros (Juan 12:8). La situación de injusticia imperante en el mundo entre naciones ricas y pobres, evidencia lo que proclamó Jesús. Los pobres, siguen con nosotros, y así será hasta que sea establecido el reino justo del Mesías Rey.

 

El 71% del planeta es agua, en tanto que solo el 29% es tierra, de la cual el 40% es tierra desértica e improductiva y el restante 60% es tierra cultivable. Esto significa que la humanidad solo cuenta con el 60% aprovechable de la totalidad de la tierra, a esto se debe agregar una serie de factores que limitan la producción de alimentos tales como el crecimiento demográfico, la distribución desigual de la tierra, la reducción de las dimensiones de la explotación de la tierra, el constante empobrecimiento de los agricultores del 3er. Mundo, la urbanización y la desertificación. Estos son factores que han contribuido a reducir la producción tradicional en zonas criticas. De hecho, mil millones de personas padecen de mal nutrición y 400 millones están crónicamente sub-nutridas.

 

ALZA DE LOS PRECIOS INTERNACIONALES DE LOS ALIMENTOS.

 

En economía el principio de oferta y demanda consiste en que si la oferta es mayor que la demanda los precios bajan y si sucede lo contrario los precios suben, pero lo que afecta el alza de los alimentos tiene que ver con factores inesperados tales como: el aumento desproporcionado de los precios del petróleo y sus derivados, la perdida de valor cambiario del dólar en el mercado internacional por la crisis económica norteamericana, el aumento de precios de los fertilizantes, la creciente demanda de materias primas tales como el maíz o la caña de azúcar para la producción de combustible de origen vegetal.

 

El uso de tierra cultivable para producir alimentos que ahora se usa para producir bio-combustibles y el alza sostenida en precio de materia prima. En el año 2007 los cereales registraron un aumento del 41%, los aceites vegetales en 60%, y los productos lácteos un 83%. La tendencia no se ha revertido sino que se acelera. Entre Mayo del 2007 y Mayo 2008, el precio de venta del trigo (materia prima para el pan) se disparó 130%.

 

Desde el punto de vista agronómico, existen graves problemas tales como: la erosión del suelo, la salinización de tierras de regadío, las plagas agrícolas, la contaminación del agua, la perdida de la biodiversidad y de servicios ecológicos. En su conjunto representan una amenaza a largo plazo para una agricultura sostenible. Pero en el presente tiene un impacto en el aumento de los precios de los alimentos.

 

Tanto el FMI. como el BM atribuyeron el alza en los alimentos al auge de los bio-combustibles, aunque en el conclave de Roma del año pasado sobre crisis alimenticia, el presidente Lula de Brasil defendió con vehemencia la producción de Etanol, a  partir de la caña de azúcar, alegando que no afecta la producción alimenticia mundial.

Otros lideres de naciones acusaron a EE.UU. de contribuir con la crisis por el uso de cereales para producir Etanol a partir del maíz, del cual usó 54 mil millones de toneladas en el 2007, 76 mil millones en el año 2008 y usará 102 mil millones en el presente año.  Fuentes del FMI y el BM alertaron de un cambio de hábitos en China y la India, donde viven 2,320 millones de los 6,605 millones de personas que habitan el planeta.

 

CONSECUENCIAS DE LA CRISIS ALIMENTARÍA MUNDIAL

 

Más de 1,000 millones de personas, padecen hambre debido en gran medida a la crisis económica mundial y a los precios elevados de los alimentos, según informes actualizados de la  Organización de la ONU para la Alimentación y la Agricultura.   El director general de la agencia, Jacques Diouf, dijo que la crisis del hambre genera ¨graves riesgos para la paz y seguridad mundial.

 

Según informes recientes de la FAO, con sede en Roma, casi todos los desnutridos viven en países en desarrollo. El número de hambrientos es de 642 millones en Asia y el Pacífico y 265 millones en el África subsahariana. En América Latina y el Caribe se registraron 53 millones de personas con hambre, un aumento del 12.8% con respecto al año anterior.

 

Los precios elevados de los alimentos básicos, tales como el arroz, pan y harina desencadenaron motines y alborotos en países del tercer mundo el año pasado.

 

REFLEXIÓN BÍBLICA

 

El Padre dio su decreto profético en el monte de la transfiguración al proclamar: este es mi hijo amado, en quien tengo complacencia, A Él oid (Mat. 17:5). Esta expresión del Padre consagra a Jesús como su profeta en la iglesia y para todas las naciones en todas las generaciones.

 

Jesús dijo en el pequeño Apocalipsis: porque se levantarán nación contra nación, y reino contra reino. Y habrá pestes y hambres y terremotos en diferentes lugares (Mat. 24;7), y habrá hambres y alborotos; principios de dolores son estos (Marcos 13:8b), y habrá grandes terremotos y en diferentes lugares hambres y pestilencia (Luc. 21:11a).

 

De fácil observación es el termino hambres en plural usado por el Señor para referirse a una de las evidencias sociales que anuncian su pronto retorno a la tierra para levantar a su iglesia (1Tes. 4:16-17).

 

Hambres y alborotos en Marcos 13 define lo que sigue al hambre, protestas, huelgas, disturbios públicos y privados, como sucedió en Filipinas, Egipto y Haití el año pasado.

 

Hambres en diferentes lugares, la pluma del doctor Lucas expresa multiplicación del hambre en distintas regiones del planeta. Es exactamente lo que hoy vive el mundo, es la palabra profética dicha por el Señor Jesucristo como el profeta de Dios para las naciones.

 

El galopar de los 4 jinetes del Apocalipsis Cap. 6 son eventos que ocurrirán en los días de la gran tribulación, después que la iglesia haya sido levantada (Apoc. 4:1), pero debemos entender que los acontecimientos que suceden hoy son el preludio de estos eventos.

 

El jinete del caballo blanco con una corona y un arco sin flecha, marca la desgracia de los eventos que continúan, el Anticristo, usando la diplomacia convencerá al mundo de su liderazgo y las consecuencias serán desastrosas para la humanidad.

 

El jinete del caballo rojo, representa la guerra, y el rojo es símbolo de la sangre que se derramará en los conflictos bélicos. El que parecía un diplomático sereno, cambió repentinamente par convertirse en un dictador y temible destructor (Dan. 8:23-25).

 

El jinete del caballo negro, simboliza la muerte por hambre, las guerras destructoras motivarán que los ejércitos dañen las tierra cultivables y no tengan disposición ni tiempo para sembrar los campos.

 

La balanza en la mano indica que aún el Anticristo tendrá que compartir la comida para enfrentar en parte la terrible hambre (Ezeq. 4:16-17). Dos  libras de trigo por un denario, y seis libras de cebada por un denario, pero no dañes el aceite ni el vino (Apoc. 6:6).

 

Un denario era equivalente al jornal de un obrero de un día (Mat. 20:2), mientras que la palabra libra traducido del termino griego “Jinikc” significa una medida que apenas alcanza para que una persona coma. Pero cada persona necesita también vestir, calzar, tener techo, transporte y pagar los servicios de electricidad, agua, teléfono, seguro medico, etc. Si un hombre solo ganara para mantenerse, ¿de dónde alimentará su familia? Morirán de hambre.

 

El trigo y la cebada distingue el consumo dependiendo del nivel socio económico de la persona. El aceite y el vino estarán por lo visto bajo cuidado de las autoridades para usos médicos y oficiales. Alcanzable solo para los ricos de la población mundial, pero estarán fuera del alcance de los pobres, aunque abunden no reducirán el hambre.

 

El jinete del caballo amarillo, el color amarillo es el color del cadáver y mortandad y las fieras de la tierra, (Apoc.6:8). Multitudes en busca de comida perderán la vida por la guerra y por las fieras del campo, la muerte cortará la humanidad y el hades los recogerá. El cuerpo a la tierra y el alma al inframundo (el infierno).

 

Son días finales así que arrepentíos y convertíos, para que sean borrados vuestros pecados para que vengan de la presencia del Señor tiempos de refrigerio (hechos 3:19). Y al pueblo de Dios le animo a levantar sus cabezas, porque nuestra redención está cerca (Luc. 21:28).

 

Maranatha, el Señor viene!!

 

PASTOR LUIS REYES

IGLESIA JESUCRISTO FUENTE DE AMOR

jfacentral@gmail.com

Tel. 809.620.1360 / 809.237.0848

Posted on May 19, 2013, in Artículos. Bookmark the permalink. Leave a comment.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: