Cosmovisión de religión y espiritualidad

Cosmovisión de religión y espiritualidad

GENESIS DEL TÉRMINO RELIGIÓN

El origen filológico del término religión proviene de la palabra griega del Nuevo Testamento THRESKEIA, que significa religión en su aspecto externo; culto religioso, en especial el referente al servicio ceremonial de la religión: se utiliza de la religión de los judíos en Hechos 26:5, del culto de los Ángeles (Col. 2:18), que los mismos Ángeles rechazan (Apoc. 22:8-9), En Stgo. 1:26-27 el apóstol alude a la religión pura que se separa de aquello que es irreal y engañoso: visitar a los huérfanos y a las viudas en sus tribulaciones y en mantenerse uno mismo sin mancha del mundo. Es la proclamación de un principio y una ley del Reino, por lo que no debe entenderse como la sumatoria de doctrinas y practica cristiana en general.

 

La acepción “religión”  también deriva del término latino religius que significa: ligar y re-ligar. Ligar se refiere a una relación con algún dios de la cultura, cuyo esfuerzo procede de los anhelos religiosos del hombre. En tanto, que re-ligar alude a la relación con otras personas devotas en el lugar de culto.

 

Según el diccionario Gran Espasa Ilustrado,  religión: es el conjunto de creencias de la doctrina religiosa, orden, instituto religioso. En tanto, que superstición: es la creencia en hechos sobrenaturales, en la que se atribuyen poderes a ciertos objetos, se dan determinadas interpretaciones a algunos sucesos y coincidencia. Se trata de la creencia sobre materias religiosas a las que se dan interpretaciones ridículas que llevan al fanatismo. Muy religiosos  en Hechos 17:22, también significa más supersticiosos.

 

Reseña histórica de la religión

Desde que nuestros padres fueron expulsados del paraíso terrenal, la correcta espiritualidad del hombre fue afectada sensiblemente y de manera progresiva cayó en prácticas religiosas apartadas de la verdad original, conducta que fue reforzada por la dispersión de la Torre de Babel (Gen. 11:1-9). Los grupos étnicos que se establecieron en diferentes lugares de Mesopotamia constituyeron su propio sistema religioso mezclando la transmisión oral de la verdadera espiritualidad con su folklore; sincretismo, que se fue afianzando con el paso de una generación a otra, lo que resulto en centenares de creencias y cultos desvirtuados de la verdad de Dios.

 

Es evidente que las religiones son distorsiones que se desprenden de la verdad original, porque cada una tiene algo de verdad, en aspectos tales como: la percepción de trascendencia, el ámbito moral y la creación universal. Generalmente se apartan de la verdad en sus creencias sobre la divinidad, condición teológica del hombre, en los rituales exagerados, manifestaciones religiosas, devoción, enseñanzas y practicas supersticiosas.

 

Desde el principio cada comunidad estableció los códigos morales dentro de su religión y las estrategias para aniquilar la doctrina de comunidades ajenas, cosa que dio pie a tensiones tribales, guerras sin número, sistema de poder y lucro, y un sufrimiento humano tan extenso que mancha la historia desde la antigüedad hasta hoy. El hombre nómada no solo buscó comida, pareja, vivienda, relaciones de dominio y sumisión, no solo comercializaba y guerreaba sino que buscaba, con vehemencia inconsciente o imaginaria, la trascendencia.

 

Cuando la predicación del evangelio se extendió en el mundo greco romano fue barrida la mitología griega base de la falsa religiosidad de los territorios de la cuenca del mar Mediterráneo y Jónico. La verdad de Dios desbastó las religiones falsas del Oriente Medio y religiones de misterios del Lejano Oriente y parte de África. Mas tarde la religiosidad absurda de Europa sufrió bastante, incluyendo las supersticiones de Roma, Bretaña, Las Galias y países escandinavos.

 

Después de un largo ejercicio de religiosidad sin espiritualidad en el devenir de la historia humana, en el siglo XXI permanecen 11 grandes religiones vivas: Judaísmo, Hinduismo, Budismo, Jainismo, Taoísmo, Confucionismo, Zoroastrismo, Cristianismo, Sintoísmo, Islamismo y Siquismo; de estas, solo el judaísmo, cristianismo e islamismo son monoteístas (adoran a un solo Dios). De las variantes de estas confesiones sobreviven infinidad de cultos que se practican en la actualidad en todos los países del mundo. Muchas han desaparecido a través de la historia o han sido desplazadas o asimiladas por otras.

 

El mundo occidental ha sido más vulnerable al ateísmo y agnosticismo que otras regiones del mundo. Se escudan en un vago deísmo no dogmático, en tanto que otros  dicen “algo debe haber”. Las últimas décadas han sido escenario de nuevas religiones, sincretismo en nueva envoltura, reelaboraciones de antiguos ritos o dogmas y acercamiento a culturas exóticas.

 

Protagonismo del sistema religioso actual

La globalización solo ha unido la elite de las naciones del mundo. Los pueblos se sienten abandonados, desprotegidos y sin esperanza. Es por eso que muchos se aferran a las creencias religiosas de sus antepasados o son atraídos por sectas y nuevos cultos.

 

La constante evolución ideológica y filosófica de la religiones ha sido usada para producir una alineación de sus feligreses, que a veces les han llevado a la violencia cuando se han sentido amenazados, otras veces al fanatismo y la radicalización. El sistema institucional y nominal se nutre de los llamados ritos del paso que comprenden las tres etapas o ciclos de la vida del hombre: nacimiento, matrimonio y muerte. Tres rituales que aluden a dos festividades alegres y una triste, según el folklore donde se producen tales eventos. No hay duda que en dichos hechos la religión familiar y cultural tiene un protagonismo directo en la vida del ser humano, lo que contribuye con la vinculación  de la humanidad con la religiosidad.

 

A pesar de los millones de kilovatios que consume nuestra civilización, el comercio vende más velas y velones que nunca antes, que son usados en prácticas religiosas aberrantes y perniciosas. Entre las modas o la permanencia de antiguos ritos la humanidad sin Cristo avanza a tientas.

 

La religión en la individualidad humana

El pecado es la gran equivocación del hombre en este mundo porque ofende la santidad de Dios y rompe la relación del hombre con el Dios verdadero. En tanto el hombre mantiene tal condición, todo intento de relacionarse con Dios por sí mismo es un acto religioso. La religión es como una anestesia a la consciencia manchada del hombre en pecado, un tranquilizante que lo excusa falsamente de su responsabilidad moral frente al Dios de justicia.

 

La actividad religiosa es meramente emocional y sentimental, sin espiritualidad, porque solo el hombre de espíritu regenerado tiene receptividad y sensibilidad espiritual. La práctica religiosa en el individuo es absolutamente externa y superficial. Por lo cual, deja el corazón seco y vacío, porque no hay verdadera espiritualidad.

 

La religiosidad folklórica penetra por el sincretismo disociador de los sanos valores de la autentica espiritualidad, alejando a los pueblos del amor de Dios, causando que las comunidades caigan en ignorancia de la palabra de Dios. Satanás ha usado la religiosidad diversa a fin de mezclar algunas verdades con grandes mentiras como lo hizo en Gen. 3, con el propósito de confundir la mente de los hombres y llenar de oscuridad su entendimiento (2 Cor. 4:4).

 

La Autentica Espiritualidad

En la antigüedad había muchas religiones y dioses pero solo el Dios de Israel demostró ser el verdadero Dios creador del universo, quien ha revelado en su palabra su naturaleza, carácter y atributos, así como su testimonio de poder y grandeza manifestado a la humanidad en cada generación a través de la historia de la salvación.

 

La manifestación de Jesús de Nazaret, quien afirmó ser el Mesías anunciado por los profetas bíblicos, quedo justificado con su vida sobrenatural, su enseñanza  sublime, su vida perfecta e inmaculada, sus milagros y sanidades, maravillas y prodigios, su obra redentora y la promesa de su regreso a reinar con su pueblo. Jesús es el único en la historia humana cuya tumba está vacía. Por esta razón, es el único que ha dicho: de cierto, de cierto os digo: el que cree en mi tiene vida eterna (Juan 6:47), y esta es la vida eterna; que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y a Jesucristo, a quien has enviado (Juan 17:3).

 

El cristianismo es el judaísmo puro, acabado y completo porque lleva el propósito de Dios a su máxima expresión, interpreta dicho propósito a la luz de la manifestación y las enseñanzas de Jesús de Nazaret, el Mesías profético. El Señor dijo: la salvación viene de los judíos (Juan 4:22), el sentido del griego original alude: que la salvación viene del judío Jesucristo.  él es el Señor y la Vida Eterna.

 

El cristianismo nominal, que es el profesado por cristianos de nombre, cae en el plano de simple ejercicio religioso sin una relación intima con el Señor. En tanto, que los cristianos nacidos de nuevo mantienen una unidad espiritual con el Señor mediante la obediencia a la palabra y la intimidad con el Espíritu Santo. Creyendo en el poder de la resurrección y el amor de Dios manifestado en Jesucristo, que es donde se fundamenta la autentica y verdadera espiritualidad.

 

Jesús dijo: mas la hora viene, y ahora es, cuando los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad; porque el Padre tales adoradores busca que le adoren. Dios es espíritu; y los que le adoran, en espíritu y en verdad es necesario que adoren. (Juan 4:23-24).

 

La verdadera adoración al Padre es ejercida por el espíritu regenerado de aquellos que le obedecen, es la espiritualidad que el cielo aprueba y reconoce. Todos aquellos que renuncian a la religiosidad hueca y vacía, tienen la oferta del Padre de establecer una relación intima con él a través de Jesucristo, su hijo eterno. Su Sangre Purísima te limpia de todo pecado. Dios no está enojado, solo quiere establecer una relación de amor contigo en Cristo Jesús. Te bendecirá con su presencia en el presente y la vida eterna en el más allá. ¡Acepta hoy su Señorío en tu vida!

 

PASTOR LUIS A. REYES

IGESIA JESUCRISTO FUENTE DE AMOR

jfacentral@gmail.com

http://www.jesucristofuentedeamor.com

Tel. 809.620.1360

 

 

Posted on May 9, 2013, in Artículos and tagged . Bookmark the permalink. Leave a comment.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: